Nací en un pueblo a orillas del caudaloso río Ypane, dicen que una madrugada de constelaciones relucientes, allá en el Paraguay profundo. Desde aquel tiempo a esta parte abracé varios oficios y beneficios hasta llegar al teatro y a la cuentería o narración oral. Y como es un camino sin retorno, aquí me tienes sembrando historias por los senderos invitantes de la escucha.

Me dedico a contar cuentos, facilito encuentros y talleres, hago teatro, aunque también debo contarte que la radio es una de mis debilidades y a la que también le dedico tiempo.

Con los cuentos y el teatro he recorrido geografías diversas, desde las llanuras levemente onduladas del Uruguay, hasta las cúspides andinas de Bolivia, pasando por Chile, Argentina y Colombia. Me instalé en Sevilla, donde comparto proyectos con otros colegas del cuento y desde aquí me muevo por toda la península, aunque también estuve contando en Francia y Portugal, animando bibliotecas, colegios, teatros, parques, bares, festivales y numerosas ferias de libros.